Amigos Cruz Roja Jerez – Racing Club Portuense: No hay quinto malo

Llega la octava jornada de liga con un objetivo claro en las cabezas de los chicos de Antonio Flor: volver a sumar otros tres puntos. Y es que, aunque la idea de encadenar cinco victorias consecutivas puede resultar atractiva para cualquiera, los rojiblancos no tienen otra alternativa para tener oportunidades de situarse en lo más alto de la clasificación, un liderato que está a solo un punto de alcanzarse.

El Racing Club Portuense viajará a Jerez de la Frontera, a las instalaciones deportivas de La Canaleja, para enfrentarse a un Amigos de la Cruz Roja Jerez que no atraviesa su mejor momento deportivo, pues solo han sido capaces de sumar cuatro puntos en los 6 partidos disputados hasta el momento, aunque los números no fallan, es el cuarto equipo de la Tercera Andaluza con menor número de goles encajados, y es que los rivales que ya han conseguido ganarles han sufrido para mantener sus respectivas victorias por la mínima, lo que se traduce en un esfuerzo extra de la delantera rojiblanca, que tendrá que poner un extra de empeño para batir a los jerezanos.

Sin duda, la mejor de las motivaciones es la hipotética situación en la que quedaría el Racing Club Portuense, ya que de alcanzarse la victoria mañana en Jerez, y si los clubes de lo alto de la tabla no ganaran sus encuentros, los de El Puerto de Santa María se situarían primeros en la clasificación, una posición perfecta para la jornada de descanso que se presenta la semana que viene.

Así mismo Antonio Flor ha reforzado el mediocampo con la llegada de Sergio Yeste, que se une a la disciplina del Racing Club Portuense y se estrenará mañana defendiendo la elástica rojiblanca.

Convocados: Alberto, Pauyata, Leiva, Antonio Flor, Adrián Barba, Pella, Adrián Sánchez, Jose Manuel, Piti, Juan José Flor, Alex López, Benitez, Marfil, Borja, Yeste, Arjona, Villalustre y Fernando.

Bajas: Brome y Manuel González por sanción, Álvaro Corzo, Bienve y Felipe por decisión técnica y Cristian Gómez por lesión y Abel por motivos laborales.

Autor: Rafa Parodi

Compartir en