Racing Club Portuense: Un equipo que nunca se rinde.

Este Racing está muy vivo. Ni siquiera en los peores momentos, cuando todo se puso en contra, el equipo de Antonio Flor dio su brazo a torcer y siguió buscando con ahínco el triunfo hasta el último suspiro, en su visita a los Amigos de la Cruz Roja Jerez A.D.

La calidad individual de Pepe Arjona dio un punto que acerca a los rojillos, un poco más, al ansiado ascenso, en un duelo que no fue nada fácil y en el que lo racinguistas tuvieron que remar a contracorriente durante todo el choque.

El técnico racinguista Antonio Flor compuso un once formado por Alberto, Leiva, Adrián Barba, Pella, José Manuel, Alex López, Juan José Flor, Manuel Benítez, Marfil, Villalustre y Arjona. En el banquillo esperaron su turno Borja, Pauyata, Pity, Antonio Flor, Adrián Sánchez, Fernando y el debutante Yeste.

El conjunto local dirigido por Ismael Pérez comenzó el partido muy metido en el encuentro, llegando a cada balón medio segundo antes, ganando los rechaces y teniendo más fortuna en los momentos claves. En cambio, los racinguistas entraron fríos a la batalla por el balón y no se encontraron cómodos en todo el choque.

Fruto de este desconcierto inicial fue el primer gol local, anotado en el minuto 11 por Macías de cabeza, libre de marca a la salida de un saque de esquina. La réplica portuense la dio Villalustre, un minuto después, que tras una gran galopada en solitario encaró al portero, pero su tiro fue interceptado por un defensa local cuando ya buscaba portería.

La jugada curiosa del partido se produjo en el minuto 14, en un contragolpe local precedido de una falta racinguista para intentar cortar la jugada, el portero de Amigos de la Cruz Roja protestó al árbitro dicha falta cuando éste con buen criterio había señalado ley de la ventaja. El trencilla en ese momento paró la jugada de ataque tras la leve protesta, amonestó al portero y señaló tiro libre indirecto dentro del área. El tiro final de Villalustre, muy peligroso, fue interceptado bajo palos por un defensa cuando ya se cantaba el gol en las gradas, poblada por unos 200 espectadores, casi todos llegados desde El Puerto.

Un nuevo golpe, más duro aún que el primero se produjo en el minuto 17, cuando Hidalgo, nuevamente de cabeza, duplicaba la ventaja para los locales en otro error de marca de los racinguistas.  2 a 0.

A partir de ahí y hasta el final de la primera parte, los Amigos de la Cruz Roja jugaron a placer controlando el encuentro ante un Portuense muy dubitativo.

En la segunda parte el encuentro cambió radicalmente. El Racing salió al campo con aires renovados, dispuesto a recortar distancias cuanto antes, la presión fue mayor y más arriba. Por su parte, el equipo local se siguió mostrando muy seguro y confiado, con una defensa muy sólida y respaldado con un resultado que le daba mucha confianza. Esto permitió al equipo jerezano no pasar demasiados apuros e incluso aprovechar los espacios que dejaban atrás los chicos de Antonio Flor para forzar peligrosos contragolpes. En el minuto 62, los Amigos de la Cruz Roja gozaron de dos ocasiones muy claras para sentenciar el partido, pero la defensa racinguista, con el portero Alberto a la cabeza, pudo repeler dichos ataques.

Un nuevo contratiempo se sumó a la larga lista del día, y es que Juan José Flor se tuvo que marchar al banquillo lesionado, Pella ocupó su lugar en el centro del campo, haciendo las veces en muchas ocasiones de segundo delantero.

A falta de 15 minutos para el final el Racing siguió forzando la máquina, no había ya nada que perder. Villalustre, como durante todo el encuentro, siguió buscando el gol y a punto estuvo de conseguirlo en un remate que se marchó cerca del palo. Los jerezanos también pudieron marcar en una nueva contra.

Y llegó la genialidad de Arjona, un saque de banda sin aparente peligro fue cazado en una volea espectacular desde fuera del área por el magnífico delantero racinguista, sorprendiendo a un adelantado meta local para colocar el 2 a 1 a falta de ocho minutos para el final y metiendo el miedo en el cuerpo a los jerezanos, que veían, ahora sí, peligrar la victoria.

A partir de ahí, el Portuense olió la sangre y embotelló a los locales. Se reclamó un claro penalti a Villalustre, que obvió el árbitro. El tiempo se agotaba, pero no la fe racinguista. Por último, una falta cercana al pico del área fue lanzada magistralmente por Pepe Arjona, colándose por la escuadra izquierda. 2 a 2. Delirio en el equipo y en la afición que veía como algo prácticamente imposible en el minuto 82, se hizo realidad. Sin tiempo para más el árbitro decretó el final del partido.

Este encuentro servirá de lección para no dar por muerto en ningún momento al Racing Club Portuense, un club y un equipo con garra, coraje y un escudo que sumará el año que viene 90 años de historia.

Ficha Técnica

Amigos de la Cruz Roja Jerez A.D.: Tejero, Moreno, Rubio, Macías, García, Pantoja, Romero, Ocaña, Hidalgo, González y Alvarado. En el banquillo: Erraqioui, Alvarado II, Barrera, Fernández, Troncoso, Resillé y Castro.

Racing Club Portuense: Alberto, Leiva, Adrián Barba, Pella, José Manuel, Alex López, Juan José Flor, Manuel Benítez, Marfil, Villalustre y Arjona. En el banquillo esperaron su turno Borja, Pauyata, Pity, Antonio Flor, Adrián Sánchez, Fernando y Yeste.

Goles: 1-0, m.11, Macías; 2-0, m.17, Hidalgo; 2-1, m.82, Arjona; 2-2, m.94, Arjona.

Árbitro: Jesús Manuel Gallardo Rodríguez, auxiliado en las bandas por Pedro López Salinas y Pedro Antonio Sirviente Herrera.

Tarjetas: En los locales: Tejero (14’), Pantoja (25’), Macías (56’), Castro (89’). En los visitantes: José Manuel (43’) y Pella (51’).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de liga en Tercera Andaluza Senior celebrado en las Instalaciones Deportivas de La Canaleja en Jerez de la Frontera ante la presencia de unos 200 aficionados, mayoritariamente provenientes de El Puerto de Santa María.

Autor: Paco Guerrero

Compartir en