El infortunio se cebó con un Racing que no mereció perder

 

El Racing Club Portuense cayó en su visita al San José Atlético en el peor momento posible, no mereció la derrota, pero ésta se confirmó tras una cadena de infortunios tanto dentro como fuera del campo.

Las horas previas del encuentro dejaron varias noticias incómodas para el equipo. El míster, Antonio Flor, era baja para el partido debido a una gripe, su puesto lo ocuparía un experimentado Javier Otero. Además, pese a la gran noticia del alta de Adrián Corolado, el equipo veía como se caían de la convocatoria dos piezas importantes en la vanguardia como Brome y David Cordero. Por último, el horario del partido a las 19.00 horas, no invitaba al optimismo, ya que el encuentro se jugó prácticamente al completo con luz artificial y a unas temperaturas muy bajas.

Por el contrario, el colorido y la fuerza de la afición racinguista se notó durante todo el choque, y es que, los más de 300 racinguistas desplazados dieron aliento durante todo el encuentro.

Javier Otero dirigió al equipo desde el banquillo.

Javi Otero compuso un once con Juanjo, Josué, Adrián Montañez, Adrián Barba, Melo, Manu, Corzo, Juan José Flor, Benítez, Arjona y Villalustre. En el banquillo esperaron su oportunidad Pauyata, Felipe, Manuel, Adrián Colorado, Yeste y Agustín.

El Racing comenzó el partido muy enchufado con ganas de marcar diferencias desde el principio, una presión muy alta dio sus frutos con varios saques de esquina lanzados y con un San José sorprendido por el empuje rojillo.

Pero los locales no eran un convidado de piedra, y en cuanto podían montaban contragolpes muy peligrosos. Adrían Barba en el minuto 13 sacó bajo palo un tiro que se colaba irremediablemente al fondo de las mallas.

El dominio inicial racinguista se fue diluyendo y el partido se estabilizó, parecía una partida de ajedrez donde los contendientes buscaban aprovechar las debilidades del contrario. El conjunto rojiblanco buscaba sorprender con balones a la espalda de la defensa, para que Villalustre pudiera correr. Varios fueras de juego muy dudosos cortaron numerosos ataques racinguistas.

Llegaba la recta final de la primera y el Racing se desmelenó, primero Villalustre en el minuto 38 la tuvo con un tiro poco efectivo tras haber dejado atrás a varios defensas con fintas y regates marca de la casa. En la siguiente jugada Agu encaró la meta rival pero fue derribado por detrás al borde del área, la falta fue lanzada por Colorado sin consecuencias.

Pero la jugada más clara del partido para los intereses visitantes llegó en el minuto 44, Yeste vio en la banda a Agu al que habilitó con un pase medido, éste levantó la cabeza y puso un centro preciso a los pies de Villalustre que estampó el balón en la madera.

El decano de El Puerto se pudo ir al descanso con un resultado favorable, pero el electrónico no se movió y se lo jugaría todo en la segunda mitad.

La afición racinguista no dejó de animar.

La segunda parte fue un toma y daca constante de los dos equipos, que medían su fuerza y contundencia. La primera ocasión fue del equipo vallense en el minuto 49, pero recibió la réplica inmediata de Agu (55’), dos minutos después una jugada colectiva por banda volvía a poner en aprietos a la defensa local, que respondía a su vez, en el minuto 66, con un tiro que se marchó desviado. El conjunto portuense tuvo doble ocasión en el 69. Por un lado, la falta de puntería y por otro la de fortuna, estaba impidiendo que el Racing se adelantase en el marcador.

Los que si consiguieron anotar fueron los locales en el minuto 72, una pérdida en el centro del campo propició un contragolpe fulgurante, que acabó con el gol de Alberto Moreno para el delirio la afición local, que se hallaba en inferioridad numérica con respecto a la racinguista.

Quedaban 18 minutos y el conjunto rojillo intentó aprovecharlos de la mejor manera posible, creando infinidad de ocasiones que, de una manera u otra, se fueron yendo al limbo. El acoso era importante, las ocasiones propiciaban tiros, rechaces, saques de esquina, pero el gol no llegaba para la desesperación de la afición racinguista.

Y finalmente la cuerda se rompió por el lado menos oportuno, un contragolpe mal defendido por el Racing, que estaba más pendiente de atacar, terminó por sentenciar el partido en el minuto 91. 2 a 0 y una sensación de impotencia por estar cayendo ante un rival, que en ningún caso era superior al Racing, sólo había sabido aprovechar sus oportunidades, que nos es poco.

Con este resultado el ascenso se complica, pero nadie dijo que fuera a ser fácil, el Racing seguirá luchando hasta el final por finalizar lo más alto posible en la clasificación, y quien sabe, a lo mejor disfrutará del premio que hoy se le negó, a pesar de haber luchado hasta la extenuación y no haber dejado de intentarlo hasta el pitido final.

Ficha Técnica

San José Atlético CD: Pérez López, Jiménez, Cano, Carretero, Carretero II, González, Sánchez, Romero, Dormido, Moreno, Pérez Pineda. En el banquillo esperaron su oportunidad: Camarena, Neira, Troya, Rosado, Cortés y Beltrán.

RC Portuense: Juanjo, Josué, Adrián Montañez, Adrián Barba, Melo, Manu, Corzo, Juan José Flor, Benítez, Arjona y Villalustre. En el banquillo esperaron su oportunidad Pauyata, Felipe, Manuel, Adrián Colorado, Yeste y Agustín.

Goles: 1-0 m.73. Moreno; 2-0 m.91. Romero.

Árbitro: Francisco Javier Peña, auxiliado en las bandas por Jorge Martínez y Carolina Duplaín.

Tarjetas: Amonestó a los locales Cano, Carretero, Moreno, Neira y Romero. En los visitantes vieron la amarilla Corzo, Adrián Barba, Villalustre, Fernando y Manuel Benítez.

Incidencias: Partido correspondiente a la 19ª jornada de liga en Tercera Andaluza celebrado en el Campo Municipal El Lute de San José del Valle ante la presencia de unos 500 seguidores presentes en las instalaciones, la mayoría procedentes de El Puerto de Santa María.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.