Segunda plaza en el II Memorial José Luis Márquez de Sanlúcar

El Racing Club Portuense logró, en la tarde de ayer, un meritorio segundo puesto en el II Memorial José Luis Márquez Pérez, triangular que se celebraba en la vecina localidad de Sanlúcar de Barrameda en el estadio El Picacho entre el CD Divina Pastora, Juventud Sanluqueña y Racing Club Portuense con una entrada de más de un centenar de aficionados, la inmensa mayoría venido desde El Puerto de Santa María.

Juventud Sanluqueña – Racing Club Portuense: excesivo castigo ante un buen Racing.

A las 19:00 daba comienzo el primero de los tres partidos, que enfrentaba al Racing Club Portuense con la Juventud Sanluqueña, de Primera Andaluza, un partido que, pese a su carácter amistoso, se tornó en un encuentro duro para la escuadra rojiblanca, que obligó a los de Antonio Flor a emplearse a fondo para defender los continuos ataques que la Juve arreciaba sobre la portería de Aguilocho, que se vio obligado a un esfuerzo extra para repeler los envites de los sanluqueños.

Cuando se llegaba a la mitad del tiempo de juego de este primer partido llegó uno de los momentos más polémicos, el colegiado gaditano señaló un penalti a favor de la Juventud Sanluqueña que acabó siendo rechazado por el travesaño, mientras, en la banda, se sucedía una discusión fuerte entre el banquillo racinguista y varios jugadores de la Juventud, provocando que el árbitro ordenara repetir el disparo, acabando, esta vez sí, en gol, y levantando una gran crispación entre el público asistente que recriminó la decisión arbitral. Llegaba así el primero del partido.

Minutos después, en el interior del área, una falta de entendimiento entre la defensa de los de Antonio Flor, propició que de nuevo los sanluqueños dispararan a placer, batiendo por segunda vez a Aguilocho, que nada pudo hacer por impedir que acabara en el fondo de la portería con contudencia. Por último, en los minutos finales del encuentro, una volea alta a 20 metros de distancia acababa convirtiéndose en gol, contabilizando el tercero para la Juventud y sentenciando el partido, en el que se vio muy buena actitud en la medular racinguista y con un Villalustre en punta que poco pudo hacer en una estrategia que no generó ocasiones claras. El partido se decantó, con excesivo castigo, del lado de la Juventud Sanluqueña con un resultado de 3-0.

CD Divina Pastora Sanluqueña – Racing Club Portuense: Dominio rojiblanco sobre el césped sanluqueño.

Una historia totalmente diferente tuvo lugar sobre el césped de El Picacho en el segundo partido que disputaron los anfitriones, el CD Divina Pastora Sanluqueña, de Segunda Andaluza, y el Racing Club Portuense, que ponía en escena una plantilla totalmente rotada

con respecto al anterior once inicial, y que causó una gran impresión y controló en todo momento el partido con un equipo de categoría deportiva superior, hablando de tú a tú a los locales y desplegando la mejor versión de los de Antonio Flor y Toni Oreni.

La primera y apenas única ocasión del equipo azulón la tuvieron tras la señalización de un penalti a su favor, que Pauyata supo atrapar con seguridad lanzándose a la izquierda de la portería y confirmando el buen estado de forma en el que se encuentra, realizando una fantástica actuación durante los 45 minutos que duró el encuentro.

A partir de ahí, todo lo demás fue un monólogo rojiblanco, destacando la entrega y garra puestas por los portuenses, que no cesaron en su empeño por batir la portería sanluqueña, hasta que, en el minuto 36′, un disparo certero de Arjona colocaba por delante al Racing Club Portuense. Y se buscó algo más, otro tanto más que nunca llegó, pese a que el sobreesfuerzo realizado por jugadores como Yeste, David Cordero o Benítez buscaban con ahínco ampliar la distancia goleadora.

Finalizaron los 45 minutos, no hubo tiempo para más, y en esta ocasión la victoria se la llevó el conjunto rojiblanco, que finalmente se llevó para El Puerto de Santa María el título de subcampeones, siendo recogido por el capitán, Adrián Barba, en una bonita tarde de fútbol en la tierra de la manzanilla.