19 de febrero, Día internacional contra la LGTBfobia en el deporte

El 19 de febrero se conmemora el día internacional contra la LGTBIfobia en el deporte, en recuerdo del aniversario del nacimiento de Justin Fashanu, quien hasta hoy sigue siendo el único futbolista profesional en activo en salir públicamente del armario, el cual acabó suicidándose por la presión recibida.

En este día, desde el Racing Club Portuense, junto a la asociación Libres LGBTI queremos reivindicar los valores universales que trasmite el deporte: el trabajo en equipo, valorar el esfuerzo y el trabajo de las/los compañeras/os, la cooperación y el respeto.
Y para que todo ello se pueda llevar a cabo con justicia y equidad, desde Libres trabajamos para fomentar un deporte “libre” de armarios, siendo fundamental que, tanto las instituciones y federaciones deportivas de diversa índole, como las y los propios deportistas y el resto de la sociedad; colaboren en la construcción de entornos respetuosos, inclusivos y seguros en todos los ámbitos. Evitando comentarios respectivos e irrespetuosos, así como cánticos de las gradas, fomentando una cultura del respeto y la deportividad.

Animamos a nuestras vecinas/os de Él Puerto de Santa María a hablar con naturalidad sobre la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad y la intersexualidad en el entorno del deporte. Sin miedos, estereotipos ni prejuicios.

Todos y todas podemos crear esos espacios seguros y amables con la diversidad. Es tan sencillo como llevar a cabo esta labor en gimnasios, piscinas, vestuarios, campos, canchas y cualquier espacio relacionado con todo tipo de deportes.

Es fundamental, asimismo, que los padres y madres den ejemplo a sus hijos/as de respeto y trabajo colaborativo cuando acuden a entrenamientos o competiciones infantiles, tanto hacia jugadores/as, árbitros u otros familiares.

Por otro lado, consideramos fundamental también la visibilidad de referentes en el mundo del deporte que manifiesten abiertamente la diversidad que ya existe de manera efectiva en todos los ámbitos de la sociedad. Esto facilitará a las/los jóvenes LGTBI y no cis-género de nuestra sociedad, a reconocerse en sus referentes sabiéndose tan válidos/as como cualquier otra persona cis-heterosexual.

Es necesario que los/las deportistas tengan gestos de solidaridad y eviten los comportamientos y comentarios homófobos, transfóbicos o bifóbicos, para que se pueda crear el ambiente adecuado donde todos los compañeros y compañeras se encuentren en igualdad y puedan disfrutar de su vida privada independientemente de su orientación sexual o identidad de género.