Historia en Rojiblanco: Aquel inolvidable Racing Club Portuense – Valencia CF

El Racing Club Portuense ha vuelto a la competición esta temporada 2017/2018 tras cuatro años sin disputar ningún encuentro, para regocijo de todos los racinguistas. A pesar de ello, el club rojiblanco acumula una historia cercana ya a los noventa años, y en todo ese tiempo ha escrito muchas páginas de oro que vamos a ir recordando con pequeñas pinceladas.

El partido que nos ocupa se disputó en el José del Cuvillo el pasado 25 de octubre de 2006, correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el todopoderoso Valencia CF. Para llegar a poder enfrentarse a un equipo que esa temporada disputó la Champions League, los rojillos tuvieron que eliminar en primera ronda, a domicilio, al Granada Atlético por 0 a 2; en la segunda elimina se impusieron al Fuenlabrada en el Cuvillo por 2 a 0; por último, el Portuense superó en la prórroga, no sin apuros, al Linares en el feudo racinguista con un solitario gol de Merino, consiguiendo así el ansiado pase a la siguiente ronda donde se enfrentaría a un rival europeo.

El bombo, caprichoso, deparó jugar con el Valencia de nuestro paisano Joaquín Sánchez. La expectativa en El Puerto era máxima, ni siquiera el mal tiempo impidió que el coliseo rojiblanco se llenase hasta la bandera. El gol inicial de Ocaña en el minuto 3 quedó impresa en la retina de los allí presentes para el resto de sus vidas. El resto es historia.

Racing Club Portuense: Wilfred; Zúñiga, Julio Puig, Merino, Salido, Zurdo (Sanlúcar, m.57); Suárez, Masegosa; Jorge Herrero, Ocaña (Limones, m.68); y Moncho (Jito, m.77).

Valencia CF: Butelle; Curro Torres, Albiol, Ayala, Moretti; Jorge López (Joaquín, m.69), Pallardó, Hugo Viana, Gavilán; Regueiro (Aarón, m.88) y Angulo (David Silva, m.77).

Goles: 1-0, m. 3: Ocaña; 1-1 m. 21: Angulo; 1-2, m. 74: Angulo.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano).

Tarjetas: Ayala, m. 23.

Incidencias: Partido disputado en el estadio José Del Cuvillo ante 6.500 espectadores que llenaron el recinto. Terreno de juego, de césped artificial, en buen estado pese a la lluvia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.