La Factoría racinguista vuelve a la acción

 

Han tenido que pasar algunas semanas, desde el obligado parón por la situación sanitaria del Covid, hasta que el pasado lunes las puertas del estadio José del Cuvillo volvieron a abrirse a sus futbolistas para un reinicio, más que esperado, de los entrenamientos.

La actividad no ha cesado en la entidad racinguista desde el cierre de las instalaciones, diseñando un Protocolo sanitario lo más exhaustivo y en cumplimiento de todas las exigencias impuestas tanto por la Real Federación Andaluza de Fútbol y la Consejería de la Junta de Andalucía.

La pasada semana se completó el último trámite necesario para el reinicio de la actividad con las firmas y autorizaciones pertinentes dando paso al trabajo sobre el césped artificial del coliseo portuense.

Indistintamente de la fecha de inicio de las competiciones, desde el Racing Club Portuense buscamos ofrecer a nuestros deportistas el desarrollo de actividad física sobre un entorno abierto y más después de tantos meses de inactividad a consecuencia del confinamiento.

Por último, tal como se ha explicado a los jugadores, padres, madres y familiares por régimen interno, se recuerda que la entrada de los participantes se hará por la zona de Tribuna mientras que la recogida será por la zona de Preferencia evitando así el cruce y contacto con otros grupos participantes.

Protocolo de Prevención

Como rige la normativa, la entidad racinguista cuenta con un Protocolo de Prevención frente al Covid con todas las medidas necesarias.

La entrada de los deportistas se realiza por la zona lateral de tribuna donde el personal del club les espera para la pertinente toma de temperatura, desinfección de manos y zapatos así como el control de firma de asistencia sobre el listado de grupo de trabajo autorizado por la RFAF.

Una vez en la zona deportiva, los enseres son depositados en la zona dispuesta para tal con la separación entre ellos establecida.

Finalizada la sesión de entrenamientos, el grupo abandona la zona por la zona de Preferencia donde se encuentra la Cantina abierta a disposición de los padres y familiares que deseen que la espera para recoger a sus hijos sea más amena.