Vuelve el fútbol al estadio José del Cuvillo

 

Tras 216 días sin fútbol, desde que el pasado 8 de marzo el conjunto racinguista jugara su último partido de la temporada en Sanlúcar de Barrameda ante el Rayo Sanluqueño, el balón volverá a rodar y los aficinados portuenses podrán volver a ver a su equipo en acción.

Será este sábado 10 de octubre, a partir de las 17:30 horas, en el estadio José del Cuvillo cuando el conjunto dirigido por Carlos Camacho vuelva a saltar al terreno de juego para disputar el primer amistoso de la pretemporada ante un equipo de su categoría, la Juventud Sanluqueña.

Los racinguistas finalizarían este sábado su cuarta semana de preparación desde que reanudaran los entrenamientos, comenzando así a intensificar la carga física con la celebración de partidos que hagan llegar a los rojiblancos en un estado óptimo de preparación para el inicio liguero el próximo 1 de noviembre.

Partido abierto al público

Los aficionados racinguistas podrán acceder al estadio José del Cuvillo para presenciar en directo la evolución del equipo así como ver ‘in situ’ las nuevas caras de un plantel que aspira a luchar por el ascenso de categoría a Primera Andaluza.

El precio de la entrada para el presente partido será de 3€ para los aficionados mayores de 13 años mientras que los Abonados que ya han retirado su carnet podrán acceder de forma gratuita al estadio.

Medidas de Prevención

Como rige el Protocolo Covid-19 realizado por la entidad racinguista, acorde con las exigencias sanitarias emitidas tanto por la Real Federación Andaluza de Fútbol y la Conserjería de Sanidad de la Junta de Andalucía, los aficionados deberán cumplir con las indicaciones del personal del club tanto en la entrada como permanencia en las instalaciones.

Se recomienda acudir con la antelación necesaria para evitar aglomeraciones en los momentos previos al inicio del partido ya que al acceder al estadio, los aficionados deberán tomarse la temperatura, completar su desinfección de pies y manos, así como portar la mascarilla en todo momento. Además deberán de firmar el Anexo I, de obligado cumplimiento para acceder a la grada.

Al no poderse comprobar por parte del personal del club la pertenencia de los aficionados a la misma unidad familiar, se exigirá que se respete la distancia de seguridad de 1’5 metros entre aficionados en la grada.

El incumplimiento de alguna de las medidas mencionadas acarreará la obligación de abandonar el recinto deportivo.