CRÓNICA | Goleada del Racing Club Portuense al Divina Pastora en el penúltimo test de pretemporada (1-4)

El Racing Club Portuense se impuso con rotundidad al Divina Pastora en el octavo partido de pretemporada disputado en el campo de fútbol El Picacho de Sanlúcar, donde el conjunto rojiblanco fue muy superior a un rival directo en segunda andaluza. Pipa en dos ocasiones, Perla y Abraham fueron los autores de los goles.

El once inicial dispuesto por Carlos Camacho comenzaba a reflejar lo que podríamos llegar a ver en partido oficial, colocando desde el inicio a Ismael en portería, Pella, Albert, Boragno y Kike Leiva en defensa, Óscar, Perla y Sosa en el centro del campo, Abraham y Paco de carrileros y a Pipa como un ‘9’ puro frente a la portería sanluqueña. En el banquillo esperaban Abraham «Bicho», Cárdenas, José Serrano, Bienve, Yeste, Keke y Borja Peinado.

El encuentro fue de un alto rendimiento deportivo para los portuenses, que comenzaron enchufados desde el primer minuto. Ya en el cuarto a punto estuvo Perla de anotar el primero, pero el balón, blando, se paseó por el área sin nadie que le rematara.

Pasado el primer cuarto de hora, en el 16′, una gran llegada de Pipa al área local se convertía en el primero de los portuenses, despertando la alegría de los aficionados visitantes que se desplazaron hasta Sanlúcar. Veinte minutos después, en el 37′, Perla se sacó de la manga una jugada completamente solo para enviar al fondo de la red el balón y aumentar la distancia. Los locales intentaban acercarse al área portuense pero sus ataques eran repelidos por una férrea defensa sin miedo a nada, que hacía imposible que el conjunto divino pudiera sacar algo de provecho.

Tan solo 3 minutos después, Abraham, que realizó un partido espectacular en el medio campo, le regaló una asistencia perfecta a Pipa, propiciando que el delantero racinguista disparara a puerta y lograra el tercero, cinco minutos antes del final de la primera parte, en la que se tuvo que retirar Albert tras una mala pisada con el balón y dañarse el tobillo derecho.

En la segunda mitad Camacho realizó hasta seis cambios. Boragno, Sosa, Óscar, Paco, Albert y Perla dieron paso a Serrano, Cárdenas, Borja, Abraham y Keke, sin bajar en ningún momento el nivel del encuentro. El Racing continuó dominando e intentaba realizar jugadas más elaboradas, poniendo en práctica lo aprendido en los entrenamientos. A diez minutos del final, en el 80′, Yeste corría por la banda izquierda realizando un disparo cruzado que envió a la escuadra de la portería, marcando un golazo que sentenciaría el encuentro. Tras el gol, los rojiblancos se relajaron, y una salida temprana de portería de Ismael hizo que el cojunto sanluqueño aprovechara para enviar un globo a la portería, que finalmente acabaría colándose y dándoles el gol del honor. El encuentro finalizó por 1-4 y con unas sensaciones muy buenas ante un rival que volverán a verse las caras, la próxima vez en la liga.

Destacar que el encuentro se disputó sin arbitraje, tras un aviso de última hora por parte del club anfitrión. En su lugar los primeros 20 minutos fueron arbitrados por un integrante del cuerpo técnico y el tiempo restante por el delegado del equipo local.