Kike Leiva: «Tengo muchas ganas de devolver al Racing lo mucho que me ha dado»

Enrique Rodríguez Leiva (Cádiz, 32 años) se ha convertido de nuevo en jugador del Racing Club Portuense tras dejar al club en la 2011/12, cuando el Racing estaba en Tercera División. Ahora muchas cosas han cambiado en la entidad racinguista, pero la ilusión, su grandeza, y las ganas de crecer están intactas, algo que el propio «Kike Leiva», como se le conoce popularmente, destacó ayer en su presentación ante los medios del club en el estadio José del Cuvillo.

El jugador gaditano, portuense de adopción, inició su carrera en el SAFA San Luis hasta la categoría de juvenil, desde donde dio el salto al CD El Torno para, posteriormente, llegar al Senior «B» del Racing Club Portuense, donde permaneció durante tres temporadas e incorporarse, en la temporada 2008/09, en el primer equipo racinguista, que se encontraba en la Segunda División B. Kike vistió 4 temporadas más la elástica racinguista y se mantuvo en la Tercera División en el Pozoblanco y en el Guadalcacín para, ahora, regresar al primer equipo de El Puerto de Santa María.

El futbolista reconoce que, a su llegada al Racing, «lo que más me ha llamado la atención y me ha gustado es que con la gente que he podido hablar del club, tanto del cuerpo técnico como de la directiva, me han transmitido una ilusión muy grande, humildad, muchas ganas de hacer las cosas bien y, sobre todo, que tienen las cosas muy claras» y reconoce que no tardó en decidir firmar de nuevo por la entidad rojiblanca, «Particularmente he visto y me han trasmitido que tenían muchas ganas de que participara en este proyecto, y por lo tanto no ha sido muy difícil tomar esta decisión de volver a casa… más bien lo contrario«.

Se reconoce con muchas ganas de empezar ya a trabajar, «tengo una ilusión y unas ganas enormes de empezar a aportar mi granito de arena para devolver al Racing a donde lo deje cuando abandoné el club en mi anterior etapa» pero sabe de las dificultades que se irá encontrando, algo que tampoco le amedrenta, «no será fácil pero este club no se puede permitir el lujo de estar donde estamos ahora, y este año tenemos que empezar ese camino. Es una de las cosas por la que he firmado aquí. Tengo unas ganas enormes de devolver lo mucho que me dio en el pasado.«

Kike conoce sobradamente al míster, Carlos Camacho, y al segundo entrenador, Jordi Ruiz, y reconoció sus ganas de trabajar con ellos, con los que dice encajar perfectamente, «a Carlos le conozco desde que era pequeño y ya he trabajado con él, y a Jordi, tres cuartos de lo mismo, así que no tengo mucho que decir de ellos. Desde el momento que escuché que los habían firmado me alegre por el club porque habían acertado totalmente en la decisión. Sé cómo trabajan los dos, lo que buscan del equipo, de mí, y encajamos perfectamente. Así que con muchas ganas de empezar a trabajar con ellos«.