CRÓNICA | Derrota en un duelo muy igualado (2-0)

El Racing Club Portuense tendrá que seguir esperando para poder sumar su primera victoria en liga, tras caer ayer en el Campo Municipal Bazán por 2-0 ante en San Fernando CD «B». Los chicos de Carlos Camacho no han sido capaces de mostrar su mejor versión ante un conjunto isleño muy serio y que mantuvo un alto nivel de exigencia durante todo el encuentro.

La primera mitad nada hacía presagiar que el Racing se iba a marchar de vacío en su segundo partido como visitante. Los portuenses poco a poco se iban haciendo con el control del balón y la posesión estaba siendo mayoritariamente visitante, pero cuando llegaba la primera media hora de juego el jugador isleño, Adrián Román, lograba el primer tanto para los locales con un disparo blando y raso que se le escapó a Ismael entre las manos, logrando sacar mucho de la primera acción de peligro azulina. Pudieron hacer más daño los locales cinco minutos después de no ser por la impresionante estirada de Ismael que logró impedir un gol cantado por la escuadra derecha. Así se llegaría al final de la primera mitad, sin ninguna ocasión para los racinguistas, que apenas pudieron disparar a puerta.

Con la esperanza de que el Racing reaccionaría en la segunda parte, la realidad fue otra muy distinta, el filial del San Fernando tiró de capacidad física, que en ningún momento se vio mermada y aguantaron el nivel hasta el final, haciendo que el partido se volviera muy exigente. A los diez minutos del reinicio Jose Serrano fue expulsado tras ver dos tarjetas amarillas en apenas cinco minutos, dejando al Racing con uno menos, sufriendo un arbitraje en ocasiones bastante severo y en otras algo dudoso. El partido se fue volviendo cada vez más agresivo y las jugadas a balón parado que podría aprovechar el conjunto rojiblanco no se transformaban en absolutamente nada. En el minuto 73′, como consecuencia de esta agresividad, fue expulsado del terreno de juego Javier Rodríguez, que ya acumulaba una sanción de la primera parte. Los portuenses intentaron aprovechar la situación de igualdad numérica para lograr el empate y Pipa tuvo dos ocasiones clarísimas, la primera de cabeza tras una carrera de Jony Telera por la banda, que acabó en manos del guardameta y, un minuto después, se encontró solo ante el portero pero mandó el balón por encima del larguero.

Poco después el árbitro enviaría a los vestuarios antes de tiempo al entrenador racinguista, Carlos Camacho, por protestar al asistente la más que dudosa actuación del trío arbitral.

Y ya en el tiempo de descuento, cuando parecía que el Racing podría lograr el empate, una jugada a la contra y en solitario de Eloy Escandón se transformó en el segundo gol de los locales, tras armar la pierna derecha y enviar al fondo de la red un disparo lejano que pilló descolocado a Ismael sin poder hacer nada por evitarlo. Final del partido con una dolorosa derrota en la que se tuvo todo en contra, no hubo apenas inspiración por parte de los rojiblancos y habrá que esperar a la siguiente semana para intentar volver a puntuar.

Ficha Técnica

San Fernando CD B (2): Alcedo, Mora, Aroyo, Prián, Rodríguez, Escandón, Hurtado, Nafria, Boto, Román y Rodríguez. En el banquillo García, Pereyra, Cantos, Carrasco, Domínguez y Usal.

Racing Club Portuense (0): Ismael, Adri Barba, Cárdenas, Abraham «Bicho», Albert, Keke, Jose Serrano, Yeste, Pipa, Abraham González y Paco Rivera. En el banquillo Alberto, Sosa, Óscar Munilla, Bienve y Jony telera.

Árbitro: Sergio Vázquez Herrera, auxiliado en bandas por Antonio Collado García y Roberto Holgado Moreno.

Tarjetas: Por parte local: Hurtado (39′); Rodríguez (44′ y 73′), Escandón (55′), Pereyra (67′) y Alcedo (80′). Por parte racinguista: Adri Barba (32′); Jose Serrano (50′ y 54′); Pipa (52′); Paco Rivera (64′) y Carlos Camacho (78′).

Goles: Román (1-0, 27′) y Escandón (2-0, 90′)

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de liga de la Segunda Andaluza gaditana disputado en el Campo Municipal Bazán ante la presencia de unos 200 espectadores, más de medio centenar llegados desde El Puerto de Santa María.